dilluns , octubre 22 2018

Sentido de la confesión frecuente

 

 

 

 

 

Horaris i intencions de pregàries en les Eucaristies:

Diumenge:

10:00h: per els qui pertoca

12:00h: Antonia Roja Lijero

19:00h: per els qui pertoca

Dilluns:         Missa Acció de Gràcies Astrid Guadalupe (3 anys)

Dimarts:        Funeral Rafael Aricardi Hernandez

Dimecres:     Funeral Carmen Veigas Carpón

Dijous:           Missa acc gracias 92 anys Juliana

Divendres:   Josep Foz Piqué, Pilar Castelló

Dissabte:      per els qui pertoca

ACTIVITATS PARROQUIALS

Atenció al despatx parroquial: dimarts i divendres, de 18 a 19h.

Confessions: en horari de despatx, 30 minuts abans de la celebració de l’eucaristia o en hores convingudes.

Coral: dimecres, a les 19:30

Adoració del Santíssim: els dijous, a les 19:30, amb el res de vespres.

Dinars parroquials: els dimecres, ens trobem als dinars a ca’l rector. Tothom que ho vulgui està convidat. Cal que avisi a Mn. Joan.

Catequesi infantil: començarem la catequesi d’infants el diumenge 14 d’Octubre, a les 11h. El diumenge 21 (també a les 11h) farem reunió de pares.

Voluntaris pel menjador: cales voluntaris pel menjador parroquial. Si tens unes hores lliures un matí, vine a donar escalf a la parròquia!

 

Sentido de la confesión frecuente

Por esto te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; pero aquel a quien poco se perdona, poco amor manifiesta.

(Lc 7, 47)

La Iglesia siempre ha recomendado la práctica de la confesión frecuente (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica,  1458). ¿Por qué? ¿Para qué? No porque sea necesario para comulgar –obviamente si estamos en gracia-. Y tampoco porque tengamos miedo al infierno. Sino como delicadeza de amor.

No porque seamos escrupulosos, y veamos en todo pecados gravísimos. Sabemos que el pecado grave es grave; en cambio el venial, es venial; y las imperfecciones, simples faltas de amor. Pero, el amor hace que también nos duelan las faltas pequeñas, sabiendo que son pequeñas.

Para crecer en delicadeza de conciencia. Para crecer en el amor.

La confesión no existe sólo para perdonar pecados graves, es un medio excelente de santificación. El lugar de encuentro con la Misericordia infinita de Dios. Y nos interesa mucho vernos inundados por ella. Purificados por la gracia. Santificados por su amor.

Diez frutos de la confesión frecuente

 

  1. Por el hecho de ser un sacramento, su principal efecto es aumentarnos gracia santificante, es decir, la participación de la vida divina en nuestra alma. Y junto con al gracia, las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad, y los dones del Espíritu Santo.

 

  1. Este encuentro con la misericordia infinita de Dios va purificando cada vez más nuestra alma. La confesión cura la pena temporal de nuestros pecados.

 

  1. Con los consejos y aclaraciones que nos dan, ayuda a formar la propia conciencia.

 

  1. La confesión supone varios actos de humildad: hacer examen de conciencia, sinceridad al acusarse de los pecados, superar la vergüenza (cosa que posibilita la aceptación), obediencia al cumplir la penitencia. Por eso nos hace crecer en esta virtud.

 

  1. Nos permite reconocer mis faltas pequeñas concretas y pedir perdón por ellas. ¿Qué críticas hice hace tres meses? No lo recuerdo. ¿Distracciones u omisiones voluntarias en la oración? ¿Discusiones, ironías faltas de caridad, etc.? En concreto, no me acuerdo. Sé, en general, que debo haber fallado en esas cosas… pero en concreto, sería imposible acordarse si solo te confiesas de pascuas a ramos. Sacaríamos mucho más provecho para nuestras almas si tuviéramos en cuenta en la confesión nuestras pequeñas faltas cotidianas.

 

  1. Nos hace crecer en conocimiento propio: la confesión frecuente lleva consigo el examen habitual de nuestra vida. Puedo conocer mejor en qué tengo que mejorar, qué defectos tengo que superar, qué dinámicas de desamor se han instalado en mi.

7. Nos ayuda a luchar por ser santos. Todos tenemos experiencia de nuestra poca “autonomía de vuelo” y de hecho, nos esforzamos especialmente por mejorar en los períodos de tiempo cercanos a la confesión. Con el paso del tiempo con facilidad vamos aflojando en ese empeño. La explicación es que la confesión nos da una gracia específica para luchar en las cosas en que nos confesamos: Dios no sólo nos perdona, sino que de alguna manera se compromete en ayudarnos a superar esa dificultad. Así la confesión frecuente se convierte en un “arma” indispensable en el camino de la santidad.

 

  1. Recibir la misericordia divina nos impulsa a ser también nosotros misericordiosos con los demás.

 

  1. Si procuramos confesarnos habitualmente con el mismo confesor, nos conocerá mejor, lo que permitirá que sus consejos sean más personales y adecuados según las necesidades de nuestra alma.

 

  1. Nos llena de alegría y paz interior.

 

¿Cada cuanto sería bueno que me confiese?

 

En general no hay reglas fijas. El único punto de referencia es la obligación que nos señala la Iglesia de hacerlo al menos una vez al año (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1457). Dependerá de las necesidades de cada alma y de la facilidad que se tenga para encontrar un confesor.

 

Quien está en pecado mortal, debería confesarse cuanto antes para recuperar la gracia, y así tener la gracia santificante vivificando su vida, al Espíritu Santo habitando en su alma, y también para poder volver a comulgar. Quien no tiene pecados mortales, dependerá de sus expectativas de santidad.

 

A un cristiano practicante, que quiere evitar el pecado y vivir cerca de Dios, el consejo es que lo haga al menos una vez al mes. A un cristiano que quisiera cultivar su vida interior, le aconsejaría hacerlo cada quince días, para así poder también tener una guía para su alma.

About Jordi Cerdà

Veure també

El crucifijo en el centro del altar en la Misa

          Horaris i intencions de pregàries en les Eucaristies: Diumenge: 10:00h: …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies