divendres , novembre 16 2018

Leer la Sagrada Escritura

 

 

 

 

 

Horaris i intencions de pregàries en les Eucaristies:

Diumenge:

10:00h: per els qui pertoca

12:00h: per els qui pertoca

19:00h: per els qui pertoca

Dilluns:         per els qui pertoca

Dimarts:        per els qui pertoca

Dimecres:     per els qui pertoca

Dijous:           per els qui pertoca

Divendres:   Angel Saa i Isabel Saa

Dissabte:      per els qui pertoca

 

ACTIVITATS PARROQUIALS

Atenció al despatx parroquial: dimarts i divendres, de 18 a 19h.

Confessions: en horari de despatx, 30 minuts abans de la celebració de l’eucaristia o en hores convingudes.

Coral: dimecres, a les 19:30

Adoració del Santíssim: els dijous, a les 19:30, amb el res de vespres.

Dinars parroquials: els dimecres, ens trobem als dinars a ca’l rector. Tothom que ho vulgui està convidat. Cal que avisi a Mn. Joan.

Sortida pares de Catequesi: el proper cap de setmana, 17 i 18 de Novembre, si el temps ho permet, farem una escapada a Fustanyà amb aquells nens de catequesi que s’hi vulguin animar. Els qui estigueu interessats, apunteu-vos enviant un whatsapp al rector abans del dijous.

Leer la Sagrada Escritura

“Este mandamiento que hoy os doy no es demasiado difícil para vosotros ni está fuera de vuestro alcance. No está en el cielo, para que se diga: ‘¿Quién puede subir al cielo por nosotros para que nos lo traiga, nos lo dé a conocer y lo pongamos en práctica?’ Tampoco está al otro lado del mar, para que se diga: ‘¿Quién cruzará el mar por nosotros, para que nos lo traiga, nos lo dé a conocer y lo pongamos en práctica?’ Al contrario, el mandamiento está muy cerca de vosotros; está en vuestros labios y en vuestro pensamiento, para que podáis cumplirlo.

(Dt 30, 11-14)

Tienes una Bíblia en casa? Si? Normal, es el libro que nos cuenta el amor que Dios nos tiene. Es más, es la misma Palabra que Dios te dirige para iluminar tu camino. Es la manera en que Dios se te da a conocer.

Pero como? Tu Biblia está bien guardada en su sitio, en la estantería, o en algún cajón? Quizás es momento para replantearse en que lugar es mejor tener la Palabra de Dios

Esta semana te sugerimos algunas razones para plantearse empezar a leer la Bíblia:

  1. Conocer a Dios

Sería para nosotros imposible saber algo acerca de Dios si Él no nos lo hubiera revelado. Y lo hizo a través de Su Palabra. Así que para que puedas conocerlo y consiguientemente entablar con Él una relación personal de amor y confianza, es indispensable que leas Su Palabra.

  1. Conocerse uno mismo

La Palabra de Dios “penetra hasta las fronteras del alma y del espíritu” (Heb 4,12). Leerla te permite conocerte a fondo, pero no desde la óptica humana de juicio y condena, sino desde la mirada esperanzadora y misericordiosa de Dios.

  1. Recibir luz

Dice el salmista que la Palabra es “lámpara para sus pasos, luz en su sendero” (ver Sal 119, 105). Siempre tiene un mensaje para iluminar tu situación actual, siempre tiene algo pertinente que decirte; a veces te consuela, a veces te exhorta, a veces te tranquiliza, a veces te inquieta y te sacude, pero puedes tener la certeza de que siempre te da lo que tu alma necesita.

  1. Dialogar con Dios

Hay quien cree que orar consiste sólo en hablar y hablar con Dios pues Él no dice nada. Pero Dios sí habla: a través de Su Palabra. Leer la Biblia te permite escuchar lo que quiere decirte, para poder después responderle, dialogar con Él y, con Su gracia, hacerlo vida.

  1. Participar de la reflexión y oración de toda la Iglesia

Cuando lees los textos que se proclaman cada día en Misa o en la Liturgia de las Horas, te unes a millones de católicos en todo el mundo que en ese mismo momento están leyendo, escuchando, reflexionando, orando con esas mismas palabras. Leer así la Palabra te permite participar activamente en la unidad y universalidad de la Iglesia

  1. Situarte dentro de la historia de la salvación

Leer la Biblia te permite descubrir cómo fue que Dios se reveló al ser humano; estableció una alianza con el hombre, le prometió Su amor y salvación y lo cumplió. Conocer el pasado te permite comprender el presente y vivirlo desde el gozo de saber que formas parte del pueblo de Dios, que eres miembro de Su rebaño, oveja del Buen Pastor.

  1. Conocer, comprender y amar a la Iglesia

Leer la Biblia te permite conocer la Iglesia de la que formas parte para comprenderla y amarla más, y gozarte de pertenecer a ella sabiendo que fue fundada por Cristo, y aunque está formada por seres humanos susceptibles de fallar, como tú y como yo, es conducida a través de la historia, por el Espíritu de Dios.

  1. Anunciar la Buena Nueva

Leer la Biblia te permite cumplir el mandato de Jesús de ir por todo el mundo a anunciar la Buena Nueva (ver Mc 16, 15). Sólo si conoces la Escritura puedes compartir Su luz con otros.

  1. Conocer y defender la fe

Dice San Pablo que todo texto de la Escritura es útil para enseñar (ver 2Tim 3,16). Conocer la Biblia te permite enfrentar a quienes atacan tu fe católica y responderles no sólo con caridad sino con argumentos sólidos.

  1. Vivir con libertad y alegría

Leer la Biblia te da libertad y alegría. La libertad de que gozan quienes abandonan la inmovilidad de las tinieblas y caminan hacia Aquel que es la Luz; la alegría de saber que Él está contigo todos los días hasta el fin del mundo, y la alegría de anunciarlo a los demás.

About Jordi Cerdà

Veure també

Hans Zollner: “Una vida célibe insana puede llevar a los abusos”

          La vanguardia Hans Zollner: “Una vida célibe insana puede llevar …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies