dijous , maig 23 2019

DIUMENGE III d’Advent – NADAL 2018

 

Horaris i intencions de pregàries en les Eucaristies:

Diumenge:

10:00h: Aurea Herrero, Gertrudis Novell

12:00h: per els qui pertoca

19:00h: per els qui pertoca

Dilluns:         per els qui pertoca

Dimarts:        per els qui pertoca

Dimecres:     per els qui pertoca

Dijous:           per els qui pertoca

Divendres:   per els qui pertoca

Dissabte:      per els qui pertoca

ACTIVITATS PARROQUIALS

17 de desembre: Penitencial: el dilluns, a les 19h, ens reunirem a la Parròquia Verge de Natzaret, per celebrar el perdó i l’eucaristia.

22 de desembre: Concert de Nadal:  a les 19:30h.

24 de desembre: Eucaristia de Nadal a les 19h, amb benedicció dels “nen-jesús” dels pessebres. La col·lecta serà per Càritas.

25 de desembre: Eucaristia de Nadal a les 12h. Col·lecta per Càritas.

Dia 1 de Gener: Eucaristia d’inici d’any a les 19h, amb benedicció solemne.

Dia 5 de Gener: cavalcada de reis, que sortirà del Céntre Cívic. Aquest any, donat el difícil accés a l’església, no podrem fer adoració amb ses majestats.

Donatius a la parròquia: IBAN ES96 2100 1017 7602 0001 4826. És important que indiqueu el concepte “Donatiu”.

Gaudete!

Destilad, cielos, desde lo alto, y que las nubes lluevan al justo; que se abra la tierra y brote el Salvador.

(Is 45, 8)

«San Pablo nos invita a preparar la venida del Señor asumiendo tres actitudes: la alegría constante, la oración perseverante y la acción de gracias continua».

La certeza de nuestra alegría es Jesús

En la primera actitud, el Apóstol exhorta a estar siempre alegres, aun cuando las cosas no marchan como quisiéramos, pero está esa alegría profunda, que es la paz, señaló el Papa, recordando que las angustias, las dificultades y los sufrimientos atraviesan la vida de cada uno. Y que muchas veces la realidad que nos rodea parece árida como la del desierto en el que resonaba la voz de Juan Bautista, como recuerda el Evangelio de este domingo. Pero las palabras del Bautista nos revelan la certeza de nuestra alegría:

 

“ Se trata de Jesús, el enviado por el Padre que viene, como subraya Isaías, a dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor ”.

Estas palabras que Jesús hace suyas en el discurso de la sinagoga de Nazaret (cfr Lc 4,16-19), aclaran que su misión en el mundo consiste en la liberación del pecado y de las esclavitudes personales y sociales que el pecado produce. Él ha venido a la tierra para volverle a dar a los hombres la dignidad de los hijos de Dios, que sólo Él puede comunicar, y dar la alegría por ello».

El que encuentra a Cristo no puede ser profeta de desventuras

Tras hacer hincapié en que la alegría que caracteriza la espera del Mesías se basa en la oración perseverante, el Obispo de Roma reiteró que por medio de la oración podemos entrar en una relación estable con Dios, que es la fuente de la verdadera alegría:

“ La alegría del cristiano no se compra: no se puede comprar; mana de la fe y del encuentro con Jesucristo, razón de nuestra felicidad. Y cuanto más arraigados estamos en Cristo, cuanto más cerca de Jesús estamos, más encontramos serenidad interior, aun en medio de las contradicciones cotidianas. Por ello el cristiano, habiendo encontrado a Jesús, no puede ser profeta de desventuras, sino testigo y heraldo de alegría. Una alegría que hay que compartir con los demás; una alegría contagiosa que hace menos fatigoso el camino de la vida ”

Dad gracias a Dios en toda ocasión: ésta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús (1 Ts 5,16-24)

“ La tercera actitud indicada por Pablo es la acción de gracias continua, es decir el amor reconocido hacia Dios. Él en efecto es muy generoso con nosotros, y nosotros estamos invitados a reconocer siempre sus beneficios, su amor misericordiosos, su paciencia y bondad, viviendo así en un agradecimiento incesante ”

«Alegría, oración y gratitud son tres actitudes que nos preparan a vivir la Navidad de modo auténtico. Alegría, oración y gratitud ¡Digámoslo todos juntos: alegría, oración y gratitud. Otra vez: … En este último tramo del tiempo de Adviento, nos encomendamos a la maternal intercesión de la Virgen María. Ella es ‘causa de nuestra alegría’, no sólo porque ha generado a Jesús, sino porque nos conduce siempre a Él».

Francesc, bisbe de Roma, desembre de 2017

 

Oración para el cirio del Tercer Domingo de Adviento

En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una gran voz. Se anuncia la buena noticia: ¡El Señor va a llegar! Preparad sus caminos, porque ya se acerca.

Señor Jesús, queremos ser constantes en la oración y en la acción de gracias, por ello nos reunimos en tu casa que también es la nuestra.

Tu presencia y cercanía son, para todo hombre, fuente de gozo, Buena Noticia, porque Tú haces brotar en nuestro corazón semillas de vida y conviertes nuestro desierto en un vergel. Ya llega el mensajero. Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.

Al encender estas tres velas, queremos manifestarte nuestro deseo de recibir de tu luz, porque Tú eres el verdadero astro que ilumina toda tiniebla; y expresamos nuestra disponibilidad para ser testigos y portadores de tu luz ante quienes viven en la tiniebla del sinsentido, la desdicha, la soledad y el olvido. ¡Ven, Señor, a salvarnos, envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

¡Ven pronto, Señor! ¡Ven, Salvador!

About Jordi Cerdà

Veure també

Hay salida!

            DIUMENGE II de PASCUA 27 d’Abril de 2019 Horaris …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies