dijous , maig 23 2019

FRATERNIDAD – DIUMENGE I després d’Epifania

 

 

 

 

 

 

Imagen: cristianos de iraq expulsados de sus casas

Horaris i intencions de pregàries en les Eucaristies:

Diumenge:

10:00h: per els qui pertoca

12:00h: per els qui pertoca

19:00h: per els qui pertoca

Dilluns:         per els qui pertoca

Dimarts:        Acció de gràcies

Dimecres:     per els qui pertoca

Dijous:           per els qui pertoca

Divendres:   per els qui pertoca

Dissabte:      per els qui pertoca

 

ACTIVITATS PARROQUIALS

Dinars a ca’l rector: podeu confirmar assistència al grup de Whatsapp, directament al rector o a la Sra. Juana Roldán o Casi Delgado.

Catequesi d’adults: dijous 31, a les 18h, hi haurà una sessió de catequesi d’adults, per mantenir-nos actualitzats en la nostra fe.

Calçotada parroquial: diumenge dia 3 de Febrer, després de missa de 12, celebrarem una calçotada i barbacoa popular. Tothom qui vulgui, està convidat a venir. El preu seran 5€ per adult i 3€ per infant. Cal apuntar-se prèviament, avisant al rector (per calcular la quantitat de menjar).

Comissió de cavalcada: dissabte 19, a les 17h., hi ha reunió de valoració de la Cavalcada de Reis d’enguany.

Estudi de l’Evangeli: dissabte 19, després de missa hi ha estudi de l’evangeli, a la rectoria. Interessats, podeu consultar al rector.

Donatius a la parròquia: IBAN ES96 2100 1017 7602 0001 4826. És important que indiqueu el concepte “Donatiu”.

Parròquia Sant Cebrià de Barcelona

Arenys 65, 08035 Barcelona

Tlf. 605687156

Email: santcebria65@arqbcn.cat

Web: santcebriabcn.org

 

DIUMENGE I després d’Epifania

13 de GENER de 2019

Fraternidad

 

«En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros» (Jn 13,35)

Ofrecemos un extracto del Plan Pastoral Diocesano para vuestra consideración. Este año, nuestro trabajo se centra en la fraternidad:

El amor entre nosotros, la solidaridad entre los miembros de un mismo cuerpo, son signo y fuerza de la comunidad cristiana. Las respuestas a la consulta han señalado de muchas formas la necesidad de fomentar la relación y la comunión entre personas, comunidades y grupos dentro de la Iglesia.

Se debe priorizar la comunicación interna y solo así habrá una buena comunicación hacia el exterior. Es necesario, pues, que nos conozcamos más, que tengamos un mayor conocimiento de lo que hacen los demás. Y, sobre todo, que la empatía, la comprensión y la confianza guíen las relaciones dentro de la Iglesia. En este aspecto, los obispos, presbíteros y diáconos tienen un rol muy especial como factores de comunión y de integración en todas las parroquias, grupos y comunidades.

Y esta comunión debe ser dinámica, ha de generar sinergias y fomentar así una «Iglesia en salida». Allí donde los cristianos y cristianas nos hacemos presentes, debemos ser promotores de comprensión, de diálogo y de cooperación en la tarea de humanizar a la sociedad.

Debemos vivir las situaciones eclesiales, sociales y políticas complejas como una oportunidad para crecer en el respeto, la comunión, la no confrontación, el entendimiento y el diálogo para avanzar en el camino de la comprensión, la fraternidad y el bien común. Nuestra misión siempre será una tarea de reconciliación, siguiendo las huellas de Jesucristo que vino a romper muros y a rehacer relaciones, «derribando

en su cuerpo de carne el muro que los separaba: la enemistad» (Efesios 2,14). Es muy importante promover y acompañar la presencia solidaria, competente y desinteresada de cristianos en la vida política.

 

Propuestas:

La cohesión social: ante la delicada situación sociopolítica que estamos viviendo, nos proponemos como objetivo prioritario del presente y del futuro inmediato ser factores de convivencia y diálogo en todas las instancias donde podamos estar presentes. Este es un objetivo firme, aunque somos conscientes de que la presencia de los católicos no está muy en auge, dada la fuerte secularización de nuestra sociedad y el creciente pluralismo que se observa. En este sentido, deseamos vivir cuatro verbos propuestos por el papa Francisco: «acoger, proteger, promover e integrar» (Mensaje para la Jornada mundial del emigrante y del refugiado 2018). Queremos evitar la confrontación que nos divide y que nos duele, y ser colaboradores de la cohesión social y de la concordia. En este sentido, deberemos tener en cuenta las iniciativas que impulse Justicia y Paz, en especial con motivo de la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra anualmente el día 1 de enero.

Las parroquias: creemos que son válidas en la actualidad, pero deberán renovarse y adaptarse. En este sentido, el papa Francisco afirma: «la parroquia no es una estructura caduca» (EG 28). Por ello, debe estudiarse profundamente cuál debe ser su misión en la sociedad actual. Las parroquias deben ser integradoras de tendencias, edades y culturas distintas. Deben acoger e integrar a los católicos inmigrantes, teniendo en cuenta su cultura y tradiciones. Será necesario agrupar parroquias en unidades de pastoral, y en algunos casos suprimir alguna, para conseguir un mejor servicio evangelizador y para alcanzar una vivencia sólida de comunidad cristiana. Creemos también necesario reestructurar algunos arciprestazgos y parroquias teniendo en cuenta las experiencias más exitosas de otras diócesis.

El laicado: es necesario que los laicos participen y sean corresponsables en las tareas evangelizadoras parroquiales y diocesanas. Asimismo, es necesaria la presencia y compromiso de los laicos especialmente en los campos de la familia, los medios de comunicación social, la política, el mundo de la empresa, de la cultura, del arte, de la música, etc. Deseamos hacer todo lo posible para acompañarles y ofrecerles espacios de formación y comunión desde la delegación diocesana de Apostolado Seglar.

Puertas abiertas: deben abrirse puertas y pasar por ellas en ambos sentidos. Algunas iniciativas en este sentido podrían ser: hacernos presentes de manera sencilla y como uno de tantos (cf. Filipenses 2,7; Hebreos 2,17) en lugares culturales o lúdicos del entorno de parroquias u otros centros eclesiales; aprovechar las oportunidades que ofrecen los actos y celebraciones eclesiales para conectar con las personas; velar por la acogida y el acompañamiento en el duelo de las personas que han perdido a un ser querido y, en este sentido, queremos que la celebración de las exequias en los diversos tanatorios de nuestra archidiócesis se convierta aún más en una oportunidad para anunciar el Evangelio de la esperanza cristiana; acoger pastoralmente a los turistas que visitan nuestra Catedral, basílicas, santuarios y otros templos de nuestra archidiócesis, contando con las iniciativas promovidas por el Capítulo de la Catedral, así como por la delegación diocesana de Pastoral de santuarios, peregrinaciones y turismo; estar dispuestos a ceder locales para actividades culturales o sociales que contribuyan a la convivencia y a la fraternidad en clave de misión; abrir los templos durante muchas horas de la jornada con un servicio de voluntarios de acogida.

About Jordi Cerdà

Veure també

Hay salida!

            DIUMENGE II de PASCUA 27 d’Abril de 2019 Horaris …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies