dissabte , febrer 23 2019

¡No nos olvidemos de la hospitalidad!

 

 

 

 

 

 

Horaris i intencions de pregàries en les Eucaristies:

Diumenge:

10:00h: José Navarro

12:00h: per els qui pertoca

19:00h: per els qui pertoca

Dilluns:         per els qui pertoca

Dimarts:        per els qui pertoca

Dimecres:     per els qui pertoca

Dijous:           per els qui pertoca

Divendres:   per els qui pertoca

Dissabte:      Angel Saa, Isabel Saa, Maria Mercedes Rojas de Gil

 

ACTIVITATS PARROQUIALS

Reunió Consell del Menjador: dilluns 21, a les 17h, es reunirà el consell del menjador social. Encomanem-ho!

Dinars a ca’l rector: podeu confirmar assistència al grup de Whatsapp, directament al rector o a la Sra. Juana Roldán o Casi Delgado.

Catequesi d’adults: dijous 31, a les 18h, hi haurà una sessió de catequesi d’adults, per mantenir-nos actualitzats en la nostra fe.

Calçotada parroquial: diumenge dia 3 de Febrer, després de missa de 12, celebrarem una calçotada i barbacoa popular. Tothom qui vulgui, està convidat a venir. El preu seran 5€ per adult i 3€ per infant. Cal apuntar-se prèviament, avisant al rector (per calcular la quantitat de menjar).

 Donatius a la parròquia: IBAN ES96 2100 1017 7602 0001 4826. És important que indiqueu el concepte “Donatiu”.

 

DIUMENGE II de durant l’any

20 de GENER de 2019

¡No nos olvidemos de la hospitalidad!

“No olvidéis la hospitalidad: por ella algunos, sin saberlo, hospedaron a ángeles.” (Hebreos 13, 2)

Estos domingos previos a la Cuaresma, ofrecemos la carta anual de la comunidad de Taizé (Francia).

Como un hilo ininterrumpido de encuentros de jóvenes, la peregrinación de confianza, que comenzó en Taizé hace varias décadas, continúa hoy en todos los continentes.

En cada uno de estos encuentros, la experiencia de la hospitalidad es la que deja más huella, tanto en los jóvenes participantes como en quienes les abren sus puertas.

En agosto de 2018, pudimos experimentar una vez más el valor de la hospitalidad en Hong Kong, durante un encuentro con jóvenes de numerosos países de Asia y de otros continentes, incluidos países que han estado en conflicto y que siguen aún marcados por heridas de la historia que piden una curación.

Setecientos participantes vinieron de diversas provincias de la China continental. La presencia de jóvenes de tantos países y la acogida que recibieron en familias de Hong Kong fueron un signo de esperanza.

A menudo en pequeñas minorías dentro de sociedades en rápida transformación, los jóvenes cristianos asiáticos buscan sacar fuerzas de su fe en Cristo y de la fraternidad en la Iglesia.

A partir del encuentro europeo en Madrid y a lo largo de todo el año 2019, en Taizé, Beirut, Ciudad del Cabo y en otros lugares, vamos a profundizar en varios aspectos de la hospitalidad.

Las siguientes propuestas están enraizadas en la fe; invitan a los cristianos a descubrir en Dios la fuente de la hospitalidad. Esto nos lleva a cuestionar la imagen que nos hemos hecho de Dios: Él nunca excluye, sino que acoge a cada persona.

Mis hermanos y yo vemos que la experiencia de la hospitalidad implica no solo a cristianos de diferentes Iglesias, sino también a creyentes de otras religiones y no creyentes.

En medio de las dificultades de este momento, cuando la desconfianza parece a menudo estar ganando terreno, ¿tendremos, todos juntos, el valor de vivir la hospitalidad y así hacer crecer la confianza?

 

Primera propuesta:

Descubramos en Dios la fuente de la hospitalidad

Desde el principio del universo, Dios trabaja misteriosamente. Esta convicción está en el corazón de los relatos poéticos de la creación en el comienzo de la Biblia. Dios contempla lo que Él trae a la existencia y lo bendice: ve cómo toda la creación es buena. El universo entero es profundamente amado por Dios.

A veces comprendemos tan poco acerca de Dios… pero podemos avanzar con esta confianza: Él desea nuestra felicidad, nos acoge a todos, sin ninguna condición previa. Dios mismo es la fuente de la hospitalidad.

Es más: por Cristo, Dios ha llegado incluso a hacerse uno de nosotros, para atraer y acoger a la humanidad junto a Él. Esta hospitalidad de Dios hacia nosotros toca el fondo del alma: sobrepasa y desborda todas las fronteras humanas.

  • Frente a los peligros que pesan sobre nuestro tiempo, ¿estamos atrapados por el desánimo? Para mantener viva la esperanza, ejercitemos nuestro espíritu de asombro: miremos a nuestro alrededor con ojos que disciernen todo lo que puede ser admirado.
  • Solo o con otros, leamos la Biblia, comenzando por los evangelios, que cuentan la vida de Jesús. Quizás no comprendamos todo de entrada, a veces será necesario un aporte de conocimientos. Acudir juntos a la Biblia como a una fuente, nos ayudará a crecer en la confianza en Dios.

El hijo que había dejado la casa “se levantó y vino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le echó al cuello y lo cubrió de besos.” (Lucas 15, 20)

  • ¿Qué enseña esta parábola, que encontramos en Lucas 15,11-32, sobre la hospitalidad de Dios?

 

About Jordi Cerdà

Veure també

El marcado con tiza de las puertas: Explicación de una tradición de la epifanía

            Horaris i intencions de pregàries en les Eucaristies: Diumenge: …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies